sábado, 16 de mayo de 2009

Serrín celular


Y esto de estar andando con los pies en otra parte, a una la mata poco a poco. Porque yo no te veo, ¿sabes? Pero consigo oler cada sustancia volátil que aún permanece asida en el dorso de mi calcetín desgastado. Un paso en la Tierra son kilómetros recorridos en la superficie lunar de tu retina.
Me siento con la mirada perdida, por si consigo divisarte en lo no visible, pero me es inútil. Entonces me califican de dormida, y yo les sonrío, porque a todo el mundo le agradan las sonrisas, y supongo que a ti también te gustarían en labios extranjeros. Pero hay días en los que ni la mueca de la carcajada se vislumbra en la comisura de la delgada línea que separa la realidad de la mentira, y entonces alguien te suelta un “¿Qué te pasa? Sé que te pasa algo, enseguida te lo noto”. Claro, a ver cómo le explicas al compañero de toda la vida, el cual no ha puesto el más mínimo interés en deducir si la sonrisa de ayer era al menos un poco sincera, que te has tenido que tragar la palabrería barata y la sencilla conclusión de que eres un grano de arena en un mundo desértico. Porque hace tiempo que sólo nos rodea la insignificancia, y algún día que otro consigues ver a duras penas un pequeño oasis afrodisíaco, que cuando está frente a tus ojos no es nada más que polvo.

7 comentarios:

DIAVOLO dijo...

MAGISTRAL. ¡Vaya estilazo, qué manera extraordinaria de redactar! Te sigo sin dudarlo, tu blog me va a enseñar muchísssssimo.

Sinceramente... admirable.

"Me siento con la mirada perdida, por si consigo divisarte en lo no visible"...

Besos.

Leonard dijo...

me a encantado, me ha agrado desde el primer momento que abrir este nueva ventana en mi horizonte, eres una persona genial, eso siento, pero al parecer hoy en tu vida algo no anda bien, algo no es lo que debería ser, algo no sigue el curso del sentido, el sentido del sentimiento, nacido de un rostro hermoso.
cuídate.^^ bellísima foto.

Diario de un PEaton dijo...

Vaya, es una forma relativamente sencilla el hablar de esas cosas, de estar ajena y al mismo tiempo ser compañera de todos, en fin muchas veces las sonrisas se nos hace a la idea de que son solo gesticulaciones de un movimiento facial.

Resumiendo, no puedo ser tan gentil como los demas que han compartido el lado bueno contigo, pero sinceramente te dire que seguire tu blogspot, mudate un raro al mio, y brindemos por la salud de las palabras... aqui en el mundo de la hoja en blanco.

Dara Scully dijo...

Hay veces que simplemente sobran las palabras. Así que hoy me voy a quitar el sombrero, porque es lo mejor que he leído en mucho tiempo.


un miau gigante desde otra superficie lunar, señorita

Toxicosmos dijo...

Otra vez nos has deleitado con tu brillante estilo.
Todo se convierte en polvo conforme nos acercamos o conforme pasa el tiempo.

Brillante.

Besos.

V dijo...

Pues cierra los ojos, olvida ese polvo y crea tu propio oasis.
Deja las preocupaciones a un lado y confiésale a alguien que sientas muy cercano tus más dolorosos sentimientos, para, juntos, construir una sonrisa, una versadera sonrisa que no sea una línea recta en tus labios y que salga del corazón.
Espero que todo te vaya bien y que sigas alegre y no triste, preocupada o cómo te sientas ahora.
Un abrazo muy fuerte.

V

Proyecto de Escritora dijo...

Una forma muy original y curiosa la que tienes de expresar sentimientos, eso que nos ha pasado a todos. Sentirse sola aunque haya gente, esperando a quien no está.
Sigue escribiendo!
Un beso!!