jueves, 11 de junio de 2009

¡Colonicemos el protectorado bipolar!

















Sabía que cada día era un boquete más en mi propio muro de Berlín, mi bipolaridad iba traspasando las fronteras que éste cercaba cuando apenas sabía contar hasta tres, y hoy está más roto que mi propia sensatez.
Amanezco entre la inmundicia de cualquier pecado capital, con la ceguera de una noche de tajada sugestiva, completamente desnuda por fuera –como si me hubieran derretido los harapos a escupitajos-. Y no te quedaba nada más que arrebatarme la poca dignidad que mantenía sujeta entre las piernas, juntando las rodillas tan fuerte, que en cualquier momento se me iban a formar dos senderos acabados en uno solo.
Pero yo no soy enfermiza y débil, ¿sabes? Sólo que mi perdición son los bombones de praliné con trocitos de almendra incrustados, y para mí el mundo es como una inmensa chocolatería belga. Quiero probarlo todo, saciarme hasta coger un empacho y una saturación de cacao. Pero luego siempre acabo volviendo a ti, mi pequeño caramelo de limón. Al principio eres algo ácido, pero después te amoldas a la forma de mi lengua, y eres bálsamo para toda costra y pústula que hay en ella.


P.D: Betzabé, no puedo comentar en tu blog, no me deja. Pero gracias por haberme nombrado en la preciosa actualización, pequeña :)

11 comentarios:

Diario de un PEaton dijo...

El che, superman, ala, la reina,las solteronas, y todos estan en pie de guerra cuando la bipolaridad se va en aumento.

HElados,limones, empachos, me voy a tumbar un dia en mitad de la via, YA QUe mientras la tierra gira, creo que hay aun vida.

DIAVOLO dijo...

"...mi perdición son los bombones de praliné con trocitos de almendra incrustados, y para mí el mundo es como una inmensa chocolatería belga".

Eres espectacular, niña, ¡qué manera de expresarte!

Besos.

saqysay dijo...

Adoro las almendras.
No puedo servirme chocolate, spy alergica... snif!


Saluditos!

La señorita que nació del humo. dijo...

Almendras.
Almendras de color azul.

coco dijo...

Colonicémoslo!

Leonard dijo...

Dulce perdición, que agradables son, que saber mas delicioso, si de tu boca siento aquel rubor.
Cuídate, un abrazo ^^

Dara Scully dijo...

Que haga bombones con su dignidad y se los coma. Así no podrá quitársela.




un miau de lluvia, niñabonita :)

V dijo...

De nuevo, adorables metáforas.

Resulta difícil evitar la tentación cuando todos son comestibles y hay tantos ricos...
Pero, efectivamente, sabemos siempre cuál es nuestro preferido, aquel que no empacha, que podemos comer una y otra vez, pues nos llena de amor...

Gracias por dejar tus sentimientos reñidos en confusas palabras sacadas de aquella chocolatería belga.

El día que saques un libro, avísame, creo que tendrá un excelente sentido del humor, así como del uso de los recursos literarios.

Un dulce saludo, pero no de chocolate.

V

marta dijo...

Debe saborear cada sensación, cada momento, como algo único, sea bueno o sea malo.
Un beso MUYGRANDE:)

Betzabé!!! dijo...

Como ya lo dije: Mucho mejor que muchos profesionales. Estoy segura de que muchos de tus ídolos literarios morirían o matarían por tener el talento que tu posees.

Tú leíste mi post. Tú sabes por lo que estoy pasando. No hay nada que me haga más bien que pasarme por aquí y releer lo que escribes, pequeña talentosa.

Justo cuando pienso que has escrito lo más perfecto que he leído, actualizas y me convenzo de que la anterior no llega ni a los talones de la nueva.

Ah, y ya se puede comentar, había problemillas con el servicio. Gracias por pasarte.

La señorita que nació del humo. dijo...

Joder chica, tu comentario me ha puesto los vellos de punta.