domingo, 30 de agosto de 2009

Mono de otoño

Se tumbaba sobre el edredón deshecho tras horas de comunicación consigo misma. Humedecía un poco las sábanas y encendía el ventilador para secar el agua lo más rápido posible, pero la salinidad siempre seguía dejando rastros sobre los labios. Todo el mundo sabe que la madera se va pudriendo por el efecto de la humedad, y eso era lo que le estaba pasando. Se pasaba tantas tardes en remojo, que terminaba con las extremidades totalmente descompuestas, con una sequedad inaguantable en las cuencas de los ojos y las pestañas como hojas de fresnos recién azotadas por un aguacero colosal.
Aun así, seguía adorando los climas fríos y el otoño. Sobre todo el otoño.

12 comentarios:

DIAVOLO dijo...

Yo también lo adoro. La lluvia, la brisa, las hojas amarillas cayendo de los árboles, las calles más vacías... es una estación tan romántica...

Un besazo.

Betzabé!!! dijo...

También me gustan los días de otoño, a pesar de que mi ropa esté casi siempre mojada y todo el tiempo haga frío... el otoño tiene un encanto especial.

Leonard dijo...

Aquí es invierno, lo adoro, me agrada el frío, una manta, (de abrazos, algunas veces),el otoño es demasiado melancólico para mi, aunque enamorarse mientras caen las hojas es un recuerdo hermoso, pero perderlo entre ese espacio, es un sin fin de .... eso también lo hacíamos.
Un abrazo, preciosa.^^

Rogger dijo...

REGRESÉ A ESCRIBIR EN MI BLOG, TE ESPERAMOS MIS LETRAS Y YO. :D

buen día, DAFNE.

En silencio dijo...

Acá el otoño no se nota mucho, aún así es mi estación favorita junto con el invierno. Es simplemente el aire frío que se puede respirar y la niebla en las mañanas.

Hollie Deschanel dijo...

Porque el otoño es mágico :)

Muás.

Proyecto de Escritora dijo...

Esas conversaciones a solas en la cama son geniales, y aunque también se humedezcan un poco los ojos, es algo bonito, si se hace de poquito a poquito.

Un beso niña!!

PD: pero que no llegue el otoño aún por dios, que aun quiero calorcito, jeje. Es que soy la única??

Lala dijo...

A mi también me encanta el otoño, tan melancólico él. Y el Retiro de Madrid está precioso en esa época...

Saludos

V dijo...

Qué agrdable se me hace volverme a pasar por aquí, no sabes cuánto me gusta lo que escribes, es especial...
El mundo de blogs ha sido lo único que he echado de menos durante las vacaciones, supongo que ya todo vuelve a la normalidad.

A mí no me gusta notar húmeda la colcha de la almohada, me recuerda a la noche que he pasado murmurando entre sollozos.

No sé muy bien qué me otorga el otoño, recapacitaré sobre ello...

Que te vaya bien, Dafne, que ya queda poco para tu estación...
Besos.

V

Diario de un PEaton dijo...

tienes una muy buena narracion, y buena filosofia, me gusta mucho tu trabajo y que usted viste mi blog, vaya espero un dia sentarme a tomarme un cafe contigo, para conversar de este mundo magico de la literatura.

Dara Scully dijo...

¿Y por qué no prueba a pasarse a la goma? Así podría estar horas y horas en remojo y lo disfrutaría muchísimo, igual que los patitos de goma del baño ;)


miau
de
mermelada,
bonita.

Ichi Cryptorchid dijo...

Me ha encantado.
Sin duda alguna la lluvia es lo
mejor que nos han podido dar
en este mundo tan perdido.

Besos x