miércoles, 18 de noviembre de 2009

Comptine d'un autre été















-¿Sabes de ese tipo de personas que sonríen en cuanto las miras? Suelen oler a jabón de pastilla, con unos matices a limpio inconfundibles. Las uñas las llevan bien recortadas, en su medida correcta, ni muy largas ni muy cortas. Tararean “Comptine d'un autre été” antes de dormir, al mismo tiempo que cuentan el número de estrellas que oscilan en el firmamento.
Pero, ¿sabes qué es lo mejor de ese tipo de personas que sonríen en cuanto las miras? Que mientras el resto de mortales caminan hacia alguna y a la vez ninguna parte, entre los rostros grises de la globalización, entre las marañas de humo de toda esta constante evolución y los gritos ahogados que se perpetuan por los nuevos casos de depresión, ellos van maravillándose con cada hoja de árbol caído, con el reflejo de sus sonrisas en el cristal del metro y la sensación del frío cortándoles los labios. Porque viven, desgajan cada segundo para exprimirlo al cien por cien, para tomarse de un trago el vaso de zumo y sentirse rebosantes de ganas de comerse el mundo y endulzarse de vitamina C.

13 comentarios:

DIAVOLO dijo...

Si tú me mirases, yo también sonreiría...

Besitos, mi niña.

Yusuke Hatanaka dijo...

Ya nadie se fija en mis queridas bandadas de pájaros.
Ya los niños han dejado de ser dulces.
Tal vez hoy ya no sonría a los que cruzan mi mirada, pero tal vez sea porque han dejado de existir.

Zazish dijo...

Estoy segura de que todavía existen personas que sonríen cuando las miras, y si no, me las inventaré.

Yo soy más de mirar a los ojos a los desconocidos en el ascensor. Sonreír no me sale tan natural.

marta dijo...

A mí me gusta sonreír si me miran. Tímida y levemente, pero me gusta.
¡Qué importante es sacarle la vitamina C a la vida!
Un beso MUYGRANDE :)

saqysay dijo...

Hoy en día, son contadas las personas que sonrien. Por lo general evitan las miradas, o con un rostro de seriedad, que da susto mirarlos.

Espero encontrar alguien que me sonría, o a alguien a quién sonreirle...

Cariños, sonrientes!

Betzabé!!! dijo...

Yo siempre sonrío cuando me miran.

Me molestan y me dicen "Santa Claus" porque cuando traigo un dulce y veo a un niño se lo regalo.

Es lindo. Es todo más fácil cuando la gente te mira extraño, mientras decide si sonreírte también o simplemente ignorarte y seguir su camino.

Besos, Dafne. Tiempo sin saber de ti.

Dara Scully dijo...

Pues yo sonrío cuando me miran y huelo a coco, no a jabón de pastilla.


miau
con
caperuza
roja

Proyecto de Escritora dijo...

me encantan ese tyipo de personas...y presiento que tu eres una de ellas :) con la sonrisa siempre puesta en la cara.

Besos!!

V dijo...

Cuánta importancia tienen las sonrisas, me encantan, lo simplifican todo, ver a una de esas personas muy a menudo es, probablemente, lo mejor que te puede ocurrir en el día, porque te llena de algún modo, te transmite esa instantánea felicidad.

Sonríe, Dafne, sonríe.
Besos:

V

Hollie A. Deschanel dijo...

A mí me gusta más beber zumo de mandarina para empaparme de vitamina C ;)

Beso de mandarina!

enredada dijo...

Qué bonito es este post, nos ha llegado un montón!
Tenemos en marcha un concurso de bloggers, y quizás estés interesada en participar:
http://www.eldiariodecarlota.com
Un beso!

enredada dijo...

Qué bonito es este post, nos ha llegado un montón!
Tenemos en marcha un concurso de bloggers, y quizás estés interesada en participar:
http://www.eldiariodecarlota.com
Un beso!

N. dijo...

Tú, ¿sonríes en cuánto te miran? Me gustó tu post. =)