miércoles, 28 de abril de 2010

De aquí a cien pasos

Estamos de aquí a cien pasos, extrañándonos el uno al otro pero notándonos tan conocidos que nos es difícil hacer preguntas no formuladas ya. Nos miramos, y en realidad no encontramos nada que nos sepa a suficiente en las respectivas pupilas, porque todo está ya tan lejano, que sólo sabemos alegar que estamos de aquí a cien pasos.

¿Recuerdas cuando te propuse olvidar lo que estaba por venir? Me miraste extrañado, así que te dije que sólo así podríamos escapar de la jaula opresiva de los recuerdos, ya que daban una especie de calor frígido que terminaba por envenenarnos las ganas de vivir el presente.

¿Recuerdas cuando la luna se sostenía entre el pulgar y el índice de nuestros dedos, cuando hablábamos del arte de eternizar al otoño? Ahora sólo nos queda el ácido recuerdo, y a mí se me desbordan las ganas de –ahora sí- olvidar lo que está por venir y seguir imaginándome que no es cierto aquello de que estamos de aquí a cien pasos, sino a la vuelta de la esquina, junto al otoño que viene y a los que están por llegar.


PD: Siento tardar tanto en actualizar últimamente. Es que nunca encuentro el momento adecuado, lo voy dejando y al final pasa demasiado tiempo del que debería.

10 comentarios:

En silencio dijo...

me encanta :)

X dijo...

No importa el tiempo que pase si es para posts así. :-)

DIAVOLO dijo...

Niña, eres GENIAL.

Me gustaría aprender ese arte de eternizar el otoño... o tal vez la primavera...

Actualiza con más frecuencia, porque leerte es alimento para el alma.

Besosssssssssssssss.

La paciente nº 24 dijo...

Y parece tan fácil comenzar a caminar ¿no? Las pupilas nunca fueron suficientes cuando todo parece insuficiente, igual con otro sentido…

Me gustó eso de las pupilas, mucho.

Zazish dijo...

Me encanta cómo escribes.

Por si no lo sabías.

(Creo que, de hecho, sí lo sabías)

Bueno, pues te perdono.

DonLimpio dijo...

Es una situacióin complicada... nosotros no podemos controlar lo que nos depara el destino, pero sí podemos afrontarlo del modo que más nos convenga. Es triste saberlo; espero que los enamorados se vuelvan a encontrar :)

Diario de un PEaton dijo...

eRES MAravillosa, dafne
queres casarte conmigo, jaja

Nati dijo...

Entre que me dijiste que cuando te hacés preguntas mirás al pasado y este texto, no puedo dudar del tipo de persona que sos..
De aquellas nostálgicas, que disfrutan de sus recuerdos pero a la vez no pueden evitar sufrirlos por el hecho de compararlos con el HOY ..
tal vez ésto último sea el error.

Leonard dijo...

destino, las sonrisas son a veces muy agrases en esos instantes que sientes nada depende de ti.

un abrazo, todavia recuerdo la cara de quien escribe, es muy hermosa, cierto?, tanto como sus palabras.

V dijo...

Yo también tardo demasiado en pasar por aquí... aun encantándome todo lo que escribes, que supera a las metáforas.

Supongo que a veces es difícil decir más de lo que los ojos cuentan...
Ojalá consigas hacer que el otoño dure más tiempo...

Besos:

V