lunes, 14 de junio de 2010

¿Sabes por qué destellan las luciérnagas?

Día 15

Se nos ahogan las palabras en el paladar. Ya casi no nos vemos. Estás tan distante que a duras penas puedo tocarte sin sentir que no eres más que un espectro lejano.
Siempre pensé que tendríamos un porqué en el que desenvolvernos con ganas de compartir sensaciones, pero es hoy más que nunca cuando veo que éstas volaron hacia el infinito (y quizás más allá).

Día 26

Hoy tengo vida azul violeta que sabe a frío y a humedad. El desplazamiento nebular dentro de tus ojos se ha detenido desde aquel preciso instante en el que te grité que reaccionaras. Reaccionar. Bonito verbo donde los haya. ¿A qué? Tal vez a mi olor, a mi presencia, a mis besos. Aún no lo tengo del todo claro.

Día 40

Ahora me hablas del suicidio, de luciérnagas y de eternidad. Parece que estás ciega ante la vida, sólo se te despiertan las esperanzas con detalles simples como el parpadeo de las luciérnagas. Te intento hablar de nosotros, pero no me escuchas. Tú no estás aquí, estás demasiado lejos. Estás con las luciérnagas del cielo, y lo sé. Pero yo me niego a aceptarlo.

Día 165

Parece que es así. Te has ido para siempre. ¿Por qué parpadean las luciérnagas? Ahora sí lo sé. Las luciérnagas destellan porque las cosas bonitas nunca duran. Aunque tú siempre has sido eterna. Siempre has sido (y serás) mi pequeña y efímera eternidad.



Pregunta lo que quieras: http://www.formspring.me/dafneisern

23 comentarios:

MeryC dijo...

Que secreto más bonito guardan las luciérnagas.

Me ha gustado mucho este texo. Con tanto sentimiento =)

Un muá(h) y un sugu de piña!

Nati dijo...

Lo importante, creo yo, es que SÍ parpadean.

Patri Sick dijo...

Precioso. Me han entrado ganas de salir al campo, coger unas cuantas luciérganas en un bote de cristal y mandártelas como regalo.

Sophie dijo...

Que hermoso texto, tiene un monton de sentimientos, me encantoooo.
Es cierto, lo bueno dura poco, y lo malo también. Nada dura para siempre. Por eso hay que vivirlo, para bien o aguantarlo, para mal..
Un besito!

Duna Loves dijo...

lo más bonito es tan efímero... :-)

V dijo...

A veces lo que debería ser eterno resulta efímero, ¿verdad?
Mientras que en otras ocasiones resulta ser al contrario.

Ojalá todo estuviera en su lugar para no sentir la soledad.

Besos:

V

Personita dijo...

Nunca había visto a las luciérnagas de ésa forma :)

sandocan en bicicleta dijo...

Me encanto lo que escribiste!
Me gusto mucho que tomes fragmentos de dias esta de diez.

Un saludo desde la lejana.

Noon dijo...

Los ojos de los cocodrilos por la noche parecen luciérnagas amarillas que flotan, parecen linternas sobre el agua ... ¿es que nunca duermen..?
Un besito, linda.

saqysay dijo...

Yo las encuentro hermosas/cuando pequeña/y me encontraba en el campo/salía en las noches/tras ellas.

Cariñoss!

La sonrisa de Hiperión dijo...

Los secretos son para mantenerlos en secreto... sino pierden gracia jajaja


Saludos y un abrazo.

·Êl düêndê (¡n)fêl¡z· dijo...

Pero la más pequeña y efímera de las eternidades puede ser la más brillante de esas luciérnagas nocturnas. El parpadeo leve se mantendría, y sería casi como una estrella fugaz.

Tal vez sean como pequeñas hadas sin rostro, difíciles de atrapar y mucho más difíciles de olvidar ^^

Un sueño para ti

Zazish dijo...

La eternidad pasa como una exhalación. Verdaderamente.

Mara dijo...

"Hoy tengo vida azul violeta que sabe a frío y a humedad".

Esta frase me ha encantado, al igual que lo último sobre las luciérnagas. Tus textos siempre son originales y preciosos. Y me gusta mucho la foto de las vírgenes suicidas que tienes en el header :)

un bso!

Carlos Vázquez dijo...

me gusta tu blog, te sigo :)!

carmen rosa dijo...

Hola ¡

Permíteme presentarme soy Ana Rosa, Periodista y fanática de las webs de cine y demás, visité tu web y está interesante. Me encantaría poner un link de tu web en mis sitios web y así mis visitas puedan visitarlo también. Si estás de acuerdo no dudes en escribirme a: rosamcgonzales@gmail.com

Estos son algunos de mis portales:
http://www.peliculon.net
http://eldiariodeanabelen.blogspot.com/
http://cartelera21.blogspot.com
http://postmundo.com

Gracias, un abrazo.

Patri Sick dijo...

Siempre me ha gustado mucho el nombre de Siracusa, pero no sé si tendría el valor de ponérselo a mi hija, puede que corriese el riesgo de que me odiase el resto de mi vida xD

Srta. Liv dijo...

Me encanta tu blog. Cuenta con otra seguidora.

Christene Alternative Solitude Sausage dijo...

ahora sé por qué destellan :D
me gustó tu blog, te sigo!

La niña que escribió un sueño dijo...

¡Qué bonito! :))))

Siento tardar en contestar; estoy al final del curso y no paro un momento en casa.

A mi también me encantan los besos en la frente :)

Un besito púrpura, niña

DCía dijo...

Me gusta mucho tu blog y me ha encantado el post :)

Un beso!

Mondragón de Malatesta dijo...

Es interesante cómo escriben pas personas, interesante cómo escribes tú. Y a tu título, ellas destellan porque le temen a la oscuridad.

La paciente nº 24 dijo...

Las luciernagas brillan tanto porque están tan ciegas que no ven, luego cuando abren los ojos se apagan, se dan de cabezasos contra las farolas, son sus gemelas gigantes.