domingo, 5 de septiembre de 2010

Come back home, honey

http://www.youtube.com/watch?v=SmZ5HEaVMjA&feature=player_embedded

Se va. Así es, vuelve a casa. Y ya no le importa que sus piernas no huelan a limpio, ni que sus clavículas se hayan deformado de tanto tumbarte sobre ella. Sabe que en el camino de vuelta no hay más que guijarros recubiertos de alquitrán y que se resbalará más de una vez, pero no le importa. Es consciente de que no gritarás su nombre para desgajar el silencio de la noche pidiéndole que vuelva. No hace falta. A ella ya la has desgarrado tanto por dentro como por fuera.
No la toques. Ya no es tuya. Ahora ya sabe que está lejos. Está tan lejos que ni siquiera puede oírse a sí misma. Los susurros le parecen borrones de granito y el aire ya no huele a olivo.
Ha perdido el miedo de evaporarse delante de los demás. Quiere ser vapor de agua y elevarse por encima del mundo. Por encima de ti, por encima de tu capacidad de olvidar.
Tiene las yemas intactas aun habiendo recorrido tantos surcos ásperos. No necesita las tuyas. Se acaricia sola o se estruja contra el cojín. Aprieta con fuerza los dedos de los pies cada vez que lo hace. Sabe que nadie la escucha, y eso es lo mejor de todo. Le da fuerzas para continuar haciéndolo. Para continuar arañándose cuando el ruido duerme.
¿Volverás a por ella algún día? No, déjala caer. Está ahí, con los brazos abiertos esperando que la abraces, pero no quiere tocarte. Sabe que si la tocas se fragmentará, y entonces nada ni nadie podrá recomponerla.
Ya no le lloran los ojos, sino las ganas. Las ganas de vivir se le condensan. Como el agua. Lúcidas y escurridizas. Creo que dijiste que se moría, y no es verdad. Se suicida poco a poco. Te arranca a pequeñas exhalaciones y eso la mata. Todavía recuerda tu forma de decir “adiós”. Se lo repite cada noche antes de dormir, antes de volver a casa, tras una larga guerra que nadie recordará. Ni siquiera ella.


No suelo acompañar textos con canciones, pero creo que la ocasión lo merecía.

23 comentarios:

Cuentos de una gossip girl dijo...

Completamente de acuerdo, la ocasión lo merecía! ^_^
Que bonita y que triste a la vez (como la canción) en el fondo la entiendo y estoy segura de que mantenerse alejada es lo mejor que puede hacer! :D

Un Besito muy fuerte, Guapa!

plinnn... dijo...

Sí, es muy triste, lindo también:) y la canción le va muy bien, me gustaría ver la película:) un biquiño muy grande:)

ariana dijo...

me has matado de pena, pero qué valiente es...

Srta.While dijo...

OoO
(la cancion le viene que ni pintada)

Laura Drop R. dijo...

Es un texto precioso.
=)

Leonard dijo...

lo he leido dos veces, con y sin la musica. No hay gran cambio, la virtud, no es algo que los sentidos desfiguren, a pesar de estar ocupados, olvidados o dañados.

un abrazo.^^

MeryC dijo...

Hay que saber decir "basta" para empezar de cero. Aunque al principio nos duela hasta en el alma.

(¡Cómo me gustan tus textos!)

Un muá(h) y un sugu de limón!

poetadebotella dijo...

tenía que ser un adios muy especial para que lo recuerde tan a menudo...!:)
muá

Zazish dijo...

Y tanto que lo merece. El texto me ha enamorado, infinitamente cierto y amargo y dulce.

la hija de caronte dijo...

Guau! y con la música es todavía más ncreíble :)

Miqui Brightside dijo...

Uf, la banda sonora de Lovely Bones, qué genial
y sí, la ocasión lo merecía :)

Soñadora E dijo...

La música es un acompañante magnifico. Y el texto es genial, y ella muy valiente.
Un beso!!

Noon dijo...

Bellísimo relato,qué buen gusto!!
Bonita foto ^^
Besos linda

lavidamisma dijo...

gran texto!

enrojecerse dijo...

el ruido duerme, menudo secreto más bonito.
que triste, pero, ¿no? umf, que viva un poco cada día, ya veras que la tortilla vuelve del revés:)

Ana dijo...

Seguro que lo supera.
Un texto muy bonito.
¡Un besazo!

Mara dijo...

"Quiere ser vapor de agua y elevarse por encima del mundo. Por encima de ti, por encima de tu capacidad de olvidar."

esa frase es la que más me ha gustado, pero todo el texto transmite muchas emociones, como la canción que has elegido. Esa versión de Song to the siren es muy bonita, aunque a mí la que más me gusta es la original de Tim Buckley. Cuando suena al final de la peli "Candy" siempre me dan ganas de llorar.

un bso grande!

La sonrisa de Hiperión dijo...

Mucha penilla veo en tus letras... hay que forzarse en poner una sonrisa...

Saludos y un abrazo.

Dara Scully dijo...

bueno, bueno, ya verás como en nada se olvida de extender los brazos para esperar abrazos feos y se queda solo con los cálidos y fuertes.



(te dejo un
pececito)

La sonrisa de Hiperión dijo...

Pasé a echar un ratito de lectura en tu espacio, y como siempre me voy encantado...

Saludos y un abrazo.

Mondragón de Malatesta dijo...

..."Casi me diste a guardar un refrán, cada vez que yo espero un abrazo, ya no estás. No sé hasta cuando, pero sé tanto, no sé ni cuánto, pero me espanto. Y no estás"... EXCELENTE POST.

Delirios de Muñekita CaT dijo...

Hola,
tu blog está excelente, me encantaría enlazarte en mis sitios webs.

Y por mi parte te pediría un enlace hacia mi web y asi beneficiar ambos con mas visitas.

Espero tu Respuesta a munekitacat@gmail.com

besos

Catherine Mejia

don vito dijo...

hola, bello blogg, bonita entrada,te encontré en un blogg común, si te gusta la poesía te invito al mio,será un placer, es,
http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
muchas gracias, buen día, besos.