martes, 12 de octubre de 2010

Give me to a rambling man

A mí los otoños me gustaban porque sí. Y podría haber dicho que era por las hojas en el suelo –con sus crujidos al pisarlas-, por los pulóveres de quita y pon, por los cielos encapotados de las mañanas o por los aires del norte; pero habría sido una mentira como un iceberg. Las razones a veces habían de dejarse aparte, tal y como solía decir Gaspard.

Pero aquel otoño fue horrible, de veras que sí. No me dejaron pasar la noche en la clínica. Y sí, que bien cierto era aquello de que no soportaba el olor a hospital condensado –con todas aquellas hileras de sillas simétricas y la gente de avanzadas edades, lo cual le aportaba todavía más aspecto de enfermizo si cabía-, pero no me habría negado a acompañarle en noches como aquélla, en las que el otoño parecía cernirse como con garras de cuervo sobre el jarrón con petunias que le había comprado su madre en la floristería de La Rue Montorgueil. Apenas contaba con la edad de veintiuno y ya vivía en un pequeño apartamento a unas manzanas de la clínica. ¿Y qué iba a hacer yo con toda aquella incertidumbre durante en noches como aquélla en las que el otoño parecía cernirse con garras de cuervo?

21 comentarios:

PequeñasonrisadeAmelie dijo...

El otoño..con su melancolía.Soy nueva por la blogsfera.Te sigo,Pásate si quieres por el mío.
http://todoslosmesessonnoviembre.blogspot.com/
Preciosas tus palabras. ♥
Sonrisas otoñales.=)

Lexy dijo...

Buena pregunta que hacerle al otoño. :)

Miqui Brightside dijo...

grandes otoños :)

enrojecerse dijo...

Pues.. Conviertelas en verano:) aunque sea mantira.

Setzel dijo...

Cambiatela todo

Mc dijo...

Es sencillamente genial!

ALA_STRANGE dijo...

que bien que escribís

Noon dijo...

Nunca un otoño ha sido tan bien descrito.
Un beso enorme preciosa

Personita dijo...

A mí me gusta el otoño por mil y una razones :)

Ira. dijo...

A mi los otoños se me hacen muy muy tristes... Fijate, con tu blog me pasa exactamente lo contrario!
:)

Cuentos de una gossip girl dijo...

Que mona! Me ha hecho gracia el principio, como quien no quiere la cosa! ^_^

Un Besito Bonita!

En silencio dijo...

Quisiera que haya más otoño aquí, el invierno da mucho frío y en el verano hay mucho sol... la primavera es pasable, pero no hay niebla.

MeryC dijo...

Que se ponga a conversar con él. A ver si así hacen amistad y se le quitan las garras de cuervo.

Un muá(h) y un sugu de limón!

Mara dijo...

"Y podría haber dicho que era por las hojas en el suelo –con sus crujidos al pisarlas-, por los pulóveres de quita y pon, por los cielos encapotados de las mañanas o por los aires del norte..."

que buena descripción has hecho del otoño! Yo estos días ando un tanto melancólica y la verdad es que has descrito muy bien esa sensación que nos trae la entrada del frío. Y la canción de Laura Marling tiene una fuerza increíble, me encanta su voz, nunca me canso de escucharla (L)

ps: te recomiendo Half Nelson si te gustó la escena que puse en mi blog. Es una película preciosa, sobre todo por la actuación de Ryan Gosling, el guión, y la banda sonora de Broken Social Scene que es de 10.

un beso grande!

saqysay dijo...

Es la estación que mas adoro. Me gusta por el simple hecho que no hay alergia. Por emitir paz - tranquilidad.


Cariños, eternos!!

Miss Caffeina dijo...

Adoro el otoño :)

Ana dijo...

A mí también me gustan los otoños porque sí =)
Un relato muy bonito.
¡Un besazo! ^^

La sonrisa de Hiperión dijo...

La incertidumbre es como una olla al fuego... el vapor te puede quemar...

Saludos y un abrazo.

Dara Scully dijo...

dile que pruebe la leche caliente. te da sueño y a veces te cuenta cosas bonitas.



pd: a mí también
me gusta el otoño
porque sí.

Mondragón de Malatesta dijo...

Odio el olor otoñal, los hospitales en otoño, las muertes en otoño, porque son esas hojas que pisamos, las que gritan y no, los que asesinamos.

Leonard dijo...

otoño? posee todo lo que amo y mas:^^
hasta pronto, cuidate mucho preciosa.