sábado, 12 de febrero de 2011

Vidas cadáver

Ausente. Omitida hasta en las oraciones subordinadas de mi propia vida. Los sábados por las mañanas combinaba los trayectos de avión con la poesía barata escrita siempre a pie de página de otras tantas obras maestras. Y si te cruzabas por mi mente cada descanso de muñecas, continuaba escribiendo como una loca. Renglones torcidos pueblan mi libreta de equipaje. A las puertas del abismo de lo desequilibrado, con un pie dentro y otro fuera. Le escribí páginas y páginas a mi vida prestada, casi tantas como pétalos tenía mi jardín de petunias, pero al año de saber de la mortalidad, dejé de hacerlo.

“Las personas nacen, crecen, se reproducen y mueren”, recitaba con voz cantarina cuando apenas contaba con la edad de siete años. ¿Y el vivir? ¿Qué hay de vivir? Aquel verbo se lo había tragado el señor de la editorial, el señor de las definiciones (porque en aquellos tiempos sólo existía “el señor de”). Ya nadie le daba importancia. Pero yo tenía que saberlo. ¿Qué era vivir? ¿A qué se referían con aquella expresión tan usual y desgastada? Fui corriendo a por el primer diccionario de casa (uno Tabarca con tapa carcomida), y me llamó la curiosidad sólo una de las tantas definiciones que allí había:

“Quedar en la memoria, seguir presente en el pensamiento.”

Entonces me pregunté si tú todavía seguías recordándome. Si pensabas en mí cuando preparabas el café de los domingos, al coger el tren en la estación o cada vez que el despertador te sonaba a las cinco de la mañana. Porque yo pensaba en ti, y sólo por esa razón tu corazón ya seguía latiendo. Pero, ¿y si yo estaba muerta y ni siquiera lo sabía? Me había muerto así, de sopetón, sin haberme dado ni cuenta. Y no hay tanto espacio como el que creemos en el mundo, no hay vidas ni pensamientos dedicados para cada uno de nosotros. No habrá monumentos en nuestra memoria, ni calles con nuestros nombres enmarcados en una placa de metal, ni festividades gracias a nosotros, ni siquiera un solo indicio sobre este planeta que indique que vivimos algún día o que al menos respiramos el aire y nos quedamos en el intento de vivir. Caeremos en el olvido y como mucho alguien nos dedicará una lápida más en el cementerio del pueblo de al lado, donde quizás los cipreses nos hagan más caso del que algún día nos hicieron muchas personas cadáver de la sociedad.



César, Ghiberti, Primo de Rivera y la PAC me mantienen ocupada estos días. Todavía me esperan bajo la luz del flexo una semana más, pero a partir de entonces prometo reavivar esto antes de que termine convirtiéndose en una "página cadáver". Y darle otros aires nuevos, quién sabe.

Si queréis preguntarme algo: http://www.formspring.me/dafneisern

23 comentarios:

Cuentos de una gossip girl dijo...

Es Perfecta, enserio en todos los aspectos, creo que a partir de hoy ya no se me va a olvidar la definición de vivir! ^_^

Muchos Besitos!!

MeryC dijo...

Si este texto no le da qué pensar al que lo lea, entonces debería replantearse muchas cosas porque estas vidas cadáver dan para pasar la noche en vela.

(eso sí, yo quiero que me recuerden estando aún viva, que muerta para qué me va a servir)


Una bolsita llena de sugus de cereza.

Katua dijo...

Vivir es más que permanecer en la mente de una persona. Es todo lo que hacemos a lo largo de los años.
Yo no necesito que me recuerden, porque sé, de más y de sobra que he cambiado aspectos de la vida de alguna persona,y no necesito que después de muerta hablen de mí, si total, ni me voy a enterar.

Isa Bel dijo...

Es un texto inmortal.

Una lápida con vistas a un eterno jardin de petunias donde alguien puede esculpir que siempre se olvidará de olvidarte.
Qué Grande eres, Dafne.

V dijo...

Probablemente sepa bien poco de ti, pero me atrevo a decirte que no serás una persona cadáver nunca. Solo con estas palabras, ya llegas a cualquiera que pueda leerte y todas esas personas que te rodean en tu verdadera vida, sí, vida... debe ser imposible que no aparezcas en sus recuerdos.

Muchos besos, Dafne.

V

Lucía dijo...

Qué belleza! ¡Qué dolor! ¡Qué angustia esta la de vivir...!
Una no puede escapar de la vida porque la única vía de escape es la muerte y la muerte es precisamente el aspecto que tememos de la vida...no hay solución, vivir por uno, por disfrutar, por y para cada una de las personas que queremos...quedar en su memoria, seguir presentes en sus pensamientos...

Satine, petit pierrot ♥ dijo...

Es un texto precioso,
la definción del vivir me recordó a Manrique y a su idea de la vida después de la muerte (presente en las "Coplas por la muerte de su padre"). Esa tercera vida,q ue dice él, es la memória, el recuerdo...

Escribes muy muy bien :)

Aquí te dejo un fragmento de Manrique: :)

No se os haga tan amarga
la batalla temerosa
que esperáis,
pues otra vida más larga
de la fama glorïosa
acá dejáis,
(aunque esta vida de honor
tampoco no es eternal
ni verdadera);
mas, con todo, es muy mejor
que la otra temporal
perecedera.

TruHan dijo...

"es la pervivencia de los recuerdos
lo que fractura el alma"...

"las heridas nos recuerdan lo que hemos vivido, el dolor, que aún seguimos viviendo".

El tiempo borra todo, solo si se lo permitimos... yo, no se lo permito..

Un abrazo.

Agustina dijo...

Me encanttttttto♥

Miqui Brightside dijo...

me gusta tu nueva foto de perfil :)

Naty! dijo...

simplemente espectacular... pocos textos me dejan pensando. escribis maravillosamente, te envidio en eso, me gusto mucho!

Marta. dijo...

Mmmmmm GRAN TEXTAZO!
Suerte con esos amigos que te acompañan^^ jajajaja. Espero que pronto dejen de hacerlo.
Me pasare a menudo
Un beso

Chelsea dijo...

Espero no haberme muerto sin saberlo yo también... aunque no lo creo, para estar viva no es imprescindible que te recuerden. ;)

Muac!

Braian dijo...

Acá en Argentina muchos adolescentes tienen vidas cadaver. Se ignora mucho, se niega lo que se sabe.
Agradezco ser de la minoría que aún lee unas páginas antes de ir a dormir. Porque peor que una vida cadaver, es una mente cadaver. Me encanto tu blog, te sigo

poetadebotella dijo...

suuuerte con el flexo, primo de rivera y demás personajes!:)
muuuah

La sonrisa de Hiperión dijo...

Por aquí ando, haciendo una visista de tarde. Paseando entre tus cosillas. Y como siempre encantado de haber pasado por tu casa.

Saludos y un abrazo.

Nati dijo...

Yo le huyo a la vida cadaver, pero a veces siento que me persigue. Es cuestión ed sonreir, no? Y lucharle.. y lucharle.. y seguir luchando.

Besitos grandes

Ingrid dijo...

Me gusto tu blog *___* Y genial texto, escribis muy bien :D

la hija de caronte dijo...

estoy totalmente de acuerdo con el comentario de MeryC, muás

Diario de un PEaton dijo...

Me gustas mucho, cada vez mejor.
Cuidate.

Ana dijo...

Me ha encantado el texto, sencillamente.
"Porque yo pensaba en ti, y sólo por esa razón tu corazón ya seguía latiendo".
Y me encanta esa parte, es tan musical :)

¡Muchísima suerte en todo! ¡Yo acabo de terminar los exámenes de este trimestre! ¡Y los que me esperan! xD Por cierto, creo que estoy dando las mismas mismitas cosas que tú xD

¡Un besazo!

Leonard dijo...

no se realmente por que regrese, mmm..., bueno, si lo se; simplemente, recuerdos?, algunas veces cuando observo mi blog, me acuerdo de algunos otros que son muestras de perfeccion, mucho mayor a la que algunos creen de mi. Es real que abandone este lugar, por aburrimiento, pero soy demasiado caprichoso y muy poco estupido, para no sentir que vuestras palbras son hermosas.

cuidate.

Marta. dijo...

esque con las rodillas magulladas no se está tan mal, es señal de que has caido y has sabido levantarte, es señal de que sabes superar los obstaculos y los tropiezos, de que eres mas fuerte que los imprevistos y el dolor:)