martes, 12 de abril de 2011

The snow it melts the soonest


No sé si tiene sentido preguntarme si sigues aquí o si te has ido. Si en algún momento de la noche resulta que cogiste el blazer desgastado que te compré por tu cumpleaños y cerraste la puerta con movimientos de acróbata mal enseñada. O si, por el contrario, permaneces aquí y ahora, a mi lado, con las palmas unidas y el delgado camisón de franela sin llegar a cubrirte las piernas.
Ahora me deslizo por escaleras y peldaños, me recorro el sueño, lo hago de papel, veo a la luna que me mece menguante mojada en absenta, del mismo modo que menguan las posibilidades de que seas tú quien respira a mi vera. Y en verdad tiemblo de miedo. Por si abro los ojos y me encuentro con los tuyos, suplicantes, pidiéndome una atención que pocas veces llega, o por si ya no hay nada más que tu ausencia extendida sobre el colchón, una despedida que se ha ido con tus fruncidos labios inertes, restableciendo el olvido. Y en verdad que no sé si estás aquí o si te has perdido, porque el sopor me acecha en un rincón de este piso de alquiler, se contonea en la penumbra y me continúa tentando de dudarte, a seguir creyendo que sigues con vida y que me recorres con el índice mis cráteres mal trazados.


So never say me farewell here, no farewell I'll receive.

Para las ausencias y la duda de saber si es cierto que la persona que se va resulta que sigue aquí. Porque no sé por qué, y no quiero que nadie me lo explique, pero siempre que miro al horizonte casi puedo verlos regresar corriendo, al mismo tiempo que la nieve se derrite.

12 comentarios:

Bullet. dijo...

Esto ha sonado a dolor y ausencia. Del mismo modo que suena el grito del silencio: desgarrador. De lo que te toca los huesos y te da escalofríos.

Leonard dijo...

si dijiera que la nostalgia no se respira en estas lineas mentiria, mas la fortaleza que siento no escapa al lamento.^^

PD: agradable video.

MeryC dijo...

Mientras esté en la memoria (y, sobre todo, en el corazón) no se irán jamás de los jamases.


Una bolsita llena de sugus de naranja.

Lucía dijo...

Yo...estoy realmente emocionada..."porque el sopor me acecha en un rincón de este piso de alquiler, se contonea en la penumbra y me continúa tentando de dudarte, a seguir creyendo que sigues con vida y que me recorres con el índice mis cráteres mal trazados."
Es precioso, y la canción y las imágenes...
Un gran y afectuoso saludo

ALA_STRANGE dijo...

bello poema sobre la tragedia de las usencias

Isa Bel dijo...

Inmensa,la duda.

Y como escribe Drexler.. pero esta noche hermana duda, dame un respiro.

Un beso muy fuerte, corazón.

Dara Scully dijo...

¿a qué huele la ausencia extendida sobre el colchón? siempre me lo he preguntado.



pd: galletas
de postre.

TruHan dijo...

"es la pervivencia de los recuerdos
lo que fractura el alma"

y vaya que cuesta borrar la silueta en el horizonte.

un abrazo

prinsesa sin cuento de hadas dijo...

wow es cierto mientras en tu corazón y en tu memoria viva ese recuerdo jamas se ira y justo estoy pasando por un momento de ausencia en mi vida y me duele pero, ha de pasar siempre pasa.P.D: olle y Ya que estamos en esas pasas por mi blog no??? soy nueva bay

Jorge Ampuero dijo...

Preciosa prosa poética escarbando el corazón entre la ausencia, la soledad y el olvido.

Un abrazo :)

Ana dijo...

¡Peroo qué bonito! He leído el relato con la canción y me ha encantado. Es precioso. :)

¡Un besazo enorme!

La sonrisa de Hiperión dijo...

Duelen demasiado las ausencias...

Saludos y un abrazo.