jueves, 7 de junio de 2012

Eterno regreso



No recuerdo si te he olvidado o si me he olvidado de recordarte. Me reciben las horas de verano, con sudor rancio y domingos que no son domingos. La realidad pesa sobre mis pestañas, que como alas de colibrí entrechocan; aletean bajo la terca humedad, repetidas veces, por si eres tú la figura que deambula a lo lejos. Eres un lipograma sin vocales, que me traba la lengua y me obliga a fingir que no es en ti en quien pienso, sino en la prima de riesgo o en asuntos que pasan de boca en boca y han acabado por perder sabor. Y hay un eterno regreso a los campos en flor sin polen, a las aguas del lago sin guijarros en el fondo, a las noches sin farolillos en el callejón sin nombre. Porque ahora que ya no hay una continuidad, ahora que todo está fragmentado en el hoy y en el mañana, nada va a sacarnos de este desencanto.  

___________________________________________

He estado ocupada gracias a los exámenes, pero ahora que solo me quedan dos (los más flojos, de hecho) tengo en mente algunos proyectos para este verano. Con un poco de suerte los llevaré a cabo y podré ir desvelándolos a lo largo del mes. 
Aquí el calor ya comienza a pegarse a la ropa, algo que detesto. Los mosquitos ya empiezan a hacer bacanales por la noche y tengo la piel llena de picaduras. 

6 comentarios:

Abismo dijo...

Terminar con los exámenes es una sensación de alivio indescriptible verdad?

Supongo que todos buscamos otros lugares para ocupar la mente, ayuda a mantener distancias o a superarlas

Besos abisales

PD: Gracias por tu sueño

Nahuel dijo...

una larga espera. Tuvo un buen pago, creo.

Un placer leerte otra vez. Saludos, Nahuel.

Lucía dijo...

Me encanta, es que me he sentido, a pesar de la diferencia de edad y de circunstancias, muy identificada. Besos, mi niña. Aquí en A Coruña estarías genial, fresquito, demasiado, creíamos que ya había llegado el verano debido al calor de las semanas pasadas y ahora con fresco otra vez parece que necesitamos ya un pelín de buen tiempo :)

Sargenta Pimienta dijo...

Tus entradas son siempre evocadoras. Me encantan. Nuevo blog, por cierto :) si te apetece pásate! Seguiré cotilleando por aquí, siempre es un placer. Un beso enorme preciosa!

Leonard dijo...

me alegra que termines tus exámenes, siempre es grato saber que realizamos lo debido. Por mi parte, en una semana comenzaran uno tras otro durante un mes.
Es muy grato leer un poquito de tus palabras, siempre tan evocadoras en imágenes propias.
un beso, preciosa.
Diviértete.
PD: a diferencia de tu estación soleada, yo comienzo a congelarme, y los abrigos no dan a vasto.^^

rayuelasolvidadas dijo...

El verano siempre hace que la realidad se haga más pesada y que casi siempre el olvido se nos pegue en la piel sin dejarnos respirar.
Por eso y mil cosas más lo detesto.

¡Suerte con los últimos examenes bonita! Abrazos de oso!
PD.(Siempre es magia entrar en tu mundo.)