viernes, 6 de julio de 2012

You won’t be able to go to the Lighthouse



Cuando el sueño calma la sed de ti, cuando recorre fronteras y te hace real, breve y sólido. Cuando dejo escapar aire dulce y pesado, irisado como la superficie de la rugosa perla. Lloverá, citaste, no podréis ir al faro. Hacía tiempo de tormenta, llovía la tierra y absorbía el cielo. Tu cuerpo húmedo y tus ojos extraños, vestidos de tiempo y con olor a barro. Caminamos por la orilla pedregosa de un puerto sin nombre, nos mojamos la piel con el salitre de las olas y laceraron los guijarros nuestros tobillos desnudos. ¿Sabe el invierno que no nos acordamos de él? Y, si lo sabe, ¿sabe lo infieles que le somos con el viento del Mediterráneo? Pienso que no te has ido. Que solo te has cambiado de sitio temporalmente para no regresar. Y pierdo la cordura, te busco en las letras mal trazadas que dejaste en una hoja de papel arrugada, en un bote de champú que todavía desprende cierto olor o en una fotografía mal enfocada. Pero no es hasta que el sueño llega, cuando te materializas ante mí y me brindas unos segundos de océano infinito. Y regresamos a aquella costa de tómbolo diminuto, donde nadie se atreve a juzgar si es sueño o realidad. 

8 comentarios:

Nahuel dijo...

realmente hermoso, y me distrajiste en este día de oficina, de cárcel. Casi puedo sentir tu sentir.

Saludos, Nahuel.

Juan Antonio dijo...

Un texto delicado y bellísimo, Dafne.

Leonard dijo...

agradable fragmento, muy iconico, solo por curiosidad, me encantaría leer de tus palabras un dialogo entre personajes, no me imagino como sería, creo nunca haberlo hecho.
un beso, preciosa.

Lucía dijo...

Es...precioso, mi niña :) Aquí, una mañana gris como es habitual desde que empezó el mes de julio, necesito un poco de calorcito y sol
Un besazo

Abismo dijo...

Precioso, eso de ser infiel al invierno con el viento del mediterráneo... sin duda una maravilla

Besos abisales

Coraline dijo...

mi foto más bien es del norte, de una tarde de invierno :-)
me encanta este sitio, y tu otro blog... le entran a uno unas ganas enormes de viajar y conocer sitios nuevos.
:**!

"Romu" u (Omar) dijo...

Me sorprendes, que escrito tan mas adornado de belleza poetica y por el concepto ni que decir, perfecto, tengo la sensacion que esa es la finalidad de soñar, nuestra vida alterna donde la coherencia no existe y uno es el centro de todo!

Un gusto haberte encontrado, tienes talento innato.

V dijo...

El Mediterráneo es pura tentación, no me extraña que os hayáis olvidado del frío invierno.

Besos:

V