sábado, 5 de enero de 2013

En Lisboa chirrían hasta tus pestañas


                                      
Sé que ayer fue una mañana de las de cal en las persianas. De las que no apetece levantar la mirilla para observar si la nieve ya ha terminado de derretirse. Pero ¿y si hoy fuera una de esas tardes de arena? De las que vamos a recoger conchas que entonan canciones marinas, donde el océano y el cielo se abrazan como si no se hubieran visto en mucho tiempo, donde el agua baña nuestros pies y juega en torno a los tobillos. Y tal vez no decidamos con quién soñar cada noche, pero las horas de luz siempre serán nuestras. Juro que nadie podrá arrebatárnoslas.
No solo de recuerdos difusos vive el ser humano. Porque el mundo sigue ahí afuera, sigue rotando sobre sí mismo, con personas que van y que vienen, sin rumbo fijo o con expectativas, en un vagón de metro o tras el mostrador de una tienda.

Please believe that things are good with me, and even when they’re not, they will be soon enough. 

6 comentarios:

Nahuel dijo...

siempre es un hermoso retorno este, caer aquí. Qué gran fotógrafa eres.

Saludos, Nahuel.

poetadebotella dijo...

Que fotos tan bonitas!

Leonard dijo...

me agradan esas publicaciones donde me siendo dentro de un diario, escudriñando en otro, y mucho mas si es bajo esta prosa y esa mezcla de sucesos.
un beso, preciosa.

Detenida en el hueco de tu espacio dijo...

Oh! Tengo ganas de ir a Lisboa, es recomendable, por lo que veo :)

Abismo dijo...

Siempre emocionan tus palabras...
¡y tus fotos!

Besos abisales

Mara dijo...

Qué fotos tan bonitas! La segunda con las casitas y el tranvía me fascina.
Y el texto es tan bello como siempre... frase a destacar: "No solo de recuerdos difusos vive el ser humano." me encantó.

Me alegró mucho ver tu comentario en mi blog diciendo que habías visto Ruby Sparks y que te había gustado :) Paul Dano es un gran actor, yo lo descubrí en There will be blood, y me encantó.

Espero que tu año también vaya genial, küsse!