jueves, 1 de mayo de 2014

(Never) Let me go





Estoy sufriendo un preludio, algo que ni siquiera ha ocurrido todavía y que, sin embargo, es tan real como el ahora que aquí nos sostiene. Una anticipación al dolor, algo que no ha llegado a materializarse pero que quema la carne. Alguien dijo alguna vez que es mejor morir en la cumbre a bajar por la ladera dando tumbos. Ahora estoy sobre el peñasco y quiero llorar por aquellas lágrimas que no tienen razón alguna para ser derramadas. Lágrimas injustificadas que anuncian que la euforia se amarga siempre al mirar hacia delante. Y tú te vas, te vas y vuelves. Estás aquí, a mi lado y, aun así, ya te has ido. 

2 comentarios:

Leonard dijo...

A veces solo nos queda esperar.

Comparto el fragmento.

Un beso, preciosa.
Suerte.

Mara dijo...

"Una anticipación al dolor". Es un sentimiento extraño pero yo también lo he sentido y me ha encantado cómo lo has descrito. Esos momentos en los que uno se siente como deprimido, con una extraña sensación de inquietud y melancolía y sin saber ni por qué. De hecho, hablado de Melancolía, la frase de "estoy sufriendo un preludio", me ha recordado al maravilloso preludio de la película de von Trier con Wagner de fondo, que además funciona como anticipación de todo lo que va a venir a continuación.

Vamos, que leerte como siempre me hace recrear e imaginar cosas maravillosas.

Un beso!